El Samaná no se vende

Declaración del V Encuentro del Movimiento Nacional Ambiental San Vicente de Chucurí, Santander

A la comunidad nacional e Internacional Mesa de Derechos Humanos y Atención Humanitaria del Oriente

Montaje judicial en contra de un líder social

Tejiendo Resistencias para la Vida, la Democracia y la Paz

¡Persistimos en la paz!

Comunicado Pronunciamiento frente al Plan de Crecimiento Verde y Desarrollo Compatible con el Clima

De: Movimiento Social por la Vida y la Defensa del Agua (MOVETE)

MOVETE rechaza la iniciativa del primer Plan de Crecimiento Verde y Desarrollo Compatible con el Clima adelantado por Cornare, Fondo Mundial para la Naturaleza WWF, Fundación Natura y Alianza Clima y Desarrollo CDKN[1]. No avalamos el plan, ni ponemos a disposición nuestro respaldo político o la generación de información alguna como aparece en el plan.

Criticamos que la elaboración del plan no facilitó una participación real:

  • Aclaramos que informar o socializar no equivale a participar. No reconocemos la metodología aplicada en el proceso de elaboración del plan como proceso participativo. La participación se convirtió en una mera apariencia y en el último taller de presentación del Plan (Junio 16 de 2016 en Rionegro), la delegación de MOVETE manifestaba su profundo descontento e indignación por ver cómo primaban los intereses económicos y corporativos sobre los ciclos ecológicos y las apuestas comunitarias de reproducción de la vida. Nuestros aportes y preocupaciones no se plasman en ninguna parte del plan.
  • La formulación del plan se ha hecho en un contexto de profundas asimetrías de poder entre los actores que se preocupan por las cuestiones ambientales en el Oriente antioqueño. Las definiciones de los conceptos se atribuyen a una visión hegemónica de la economía construida a nivel global por instituciones como el Banco Mundial. Los conocimientos y aportes realizados por los procesos comunitarios y en defensa del territorio en términos de los bienes comunes, la economía solidaria, las alternativas al desarrollo y sobre todo los cuestionamientos al crecimiento económico y a la visión de la crisis ambiental como una oportunidad de negocio, no fueron tenidos en cuenta. En nuestro caso, estas asimetrías se evidenciaron en el desconocimiento de la percepción de MOVETE y sus cuestionamientos a la mercantilización y financiarización de la naturaleza como excusa de su conservación.

Manifestamos nuestra preocupación frente a las trampas de la “economía verde”, los mecanismos de mercado del crecimiento verde, como soluciones falsas que desconocen los orígenes políticos y estructurales de la crisis ambiental y climática y benefician a los grandes contaminantes.

El Plan de Crecimiento Verde no cuestiona las razones estructurales de la crisis ambiental, enmarcadas en un modelo de acumulación de capital y de extractivismo de los bienes comunes. Además entiende a la naturaleza como un activo financiero que se mercantiliza para su propia conservación. El plan por lo tanto no propone soluciones estructurales para una ruta de cambio compartida, sino un traslado de la responsabilidad de los grandes contaminantes a la colectividad. Más bien acentúa el diseño empresarial de la región en detrimento del resto de formas de vida incluyendo las comunidades que históricamente lo hemos construido. Esto se ve en los siguientes aspectos:

  • Ampliación de la frontera extractiva: El plan promueve la creación de grandes centrales hidroeléctricas como Porvenir I y Porvenir II. Estos proyectos tienen serios efectos sociales y ambientales, y son incompatibles con la vocación agrícola y la conservación ambiental en los territorios afectados.
  • Esquemas de pago por servicios ambientales como BanCO2 contribuyen a la expansión de las actividades de la industria minero-energética, facilitándoles un franco lavado de imagen para continuar contaminando y despojando.
  • Los proyectos de infraestructura que defiende el plan, como el Túnel de Oriente o la ampliación del aeropuerto José María Córdova han generado grandes preocupaciones en las organizaciones sociales de la región, sobre las aguas del Oriente, despojos y los beneficios limitados para las comunidades locales.
  • El plan propende por una industrialización de la agricultura, para la inserción en el mercado globalizado. Esto va en contra de la agricultura campesina, la producción orgánica y el consumo local como propuestas para enfriar el planeta disminuyendo el uso de fertilizantes nitrogenados y de combustibles fósiles.

MOVETE promueve la autonomía, la vida y la paz, con las condiciones de decisiones colectivas sobre los territorios y la defensa de los bienes comunes (aguas, bosques, biodiversidad, identidad campesina, etc.) amenazadas por el extractivismo en el Oriente antioqueño.

Desde MOVETE sabemos imposible el Crecimiento Económico ilimitado en un planeta con recursos limitados, y defendemos todas las formas de vida y las construcciones culturales de nuestros territorios. Nos atemoriza que el Crecimiento Verde dé control de los mismos territorios a empresas e instituciones que puedan atentar contra la reproducción comunitaria de la vida. Por eso, sin fórmulas, seguimos avanzando en la construcción de alternativas para un mundo para todos, para un mundo en el que quepan muchos mundos, y ahí la naturaleza y su forma de concebirla son esenciales.

Por el agua, la vida y el territorio - ¡MOVETE pues!

[1] Para más información sobre estos actores ver: Crecimiento Verde ¿Quiénes son los salvadores del planeta? En http://periferiaprensa.com/index.php/component/k2/item/1731-crecimiento-verde-quienes-son-los-salvadores-del-planeta

 

Free Joomla! template by L.THEME